martes, 3 de junio de 2014

Arroz con leche de la clemencia

-La clásica receta de arroz con leche adaptada a los usos argentinos- 



Ingredientes:
250 gramos de arroz
150 gramos de azúcar
1 litro de leche
Ralladura de cascara de 1 limón
2 ramas de canela
30 gramos de manteca

Porque los únicos privilegiados son los niños y para que no se acostumbren-los niños- a esas cipayadas (a las payadas, sí) de sundae y cosas por el estilo del imperialista macdonal, hoy les vamos a enseñar a cocinar ARROZ CON LECHE PERONISTA.
Lo primero que necesitamos es voluntad. Que no es voluntarismo. Como erróneamente sostenía el compañero Ernesto Che Guevara de la Serna Lynch, de la Unidad Básica cubana; a pesar de las explicaciones del peronista italiano Antonio Gramsci al respecto. Pero esa es, camaradas, otra historia.
Vamos a los bifes. Bah, mejor dicho, a los arroces.

Se empieza poniendo la leche (un litro, máso) junto al azúcar (una tasa, preferentemente, Tobin) , las ramas de canela y la cáscara del limón, a un fuego mínimo. Mientras va calentándose, limpiamos bajo la canilla el arroz (250 gramos; es decir, un cuarto del paquete de un kilo o la mitad del de un kilo).

Mientras tanto, escuchamos la Cantata Montonera de Huerque Mapu.
Para cuando la preparación empieza a hervir, agregamos el arroz ya limpiado y mezclamos...
Listo. Ahora lo dejamos que se cocine con el fuego al mínimo más o menos durante una hora. Pasados los tres cuartos de hora, lo empezamos a probar.
Porque todas las preparaciones con arroz son buenas, pero si se las controlan son mejores, tratar de mezclar de vez en cuando para que no se queme ni se pegue. A los cincuenta minutos, si el arroz está hecho y ves que la leche se redujo demasiado;  sacalo del (Jockey Club, o sea del) fuego y dejalo descansar para que el arroz chupe como obrero municipal toda la leche restante.
 Cuando está listo, lo sacas del fuego, le sacás la cascara de limón y las ramas de canela. Ambas irán a parar al llano del cubo de basura.
Agregale manteca (una cuchara sopera) y mezclas bien hasta que se integre.

 Finalmente, compañeras y compañeros, dejamos descansar su sábado inglés (basta con un par de horas) nuestro arroz con leche y lo servimos….
La nota de color es espolvorearle canela en polvo para darle sabor y justamente color

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada